sábado, 5 de noviembre de 2016

ODONTOLOGÍA PERSPECTIVA EVOLUCIONISTA: COMPRENDER EL ORIGEN


Charles Robert Darwin a mediados del siglo XIX postuló la teoría de la Evolución en la que describió como todas las especies de seres vivos que han evolucionado con el tiempo a partir de un antepasado común mediante un proceso denominado selección natural. Esta teoría fue complementada con las leyes de la herencia de Gregor Mendel y los estudios que dieron origen a la genética, que su enfoque médico es aceptado.
Darwin cambió de forma fundamental la forma de ver la naturaleza y la forma de ver el mundo que nos rodea, e incluso cómo nos vemos nosotros en él mismo. Con su teoría propició que el hombre fuese quitado del centro del mundo natural, y fuese convertido en uno más de los animales, uno más dentro de la naturaleza. La teoría de la evolución es el principal gran marco teórico de la biología y la medicina se basa a su vez en la Biología.
La medicina evolucionista también llamada darwiniana es una rama de la ciencia médica que estudia todos los aspectos relacionados con la enfermedad en el marco de la teoría de la evolución, propuesto en 1994 por Randolph Nesse y George Williams, médico y biólogo evolucionista respectivamente.
Este enfoque evolutivo para al estudio de la medicina considera que muchas de las enfermedades actuales, llamadas de la civilización, son consecuencia de la incompatibilidad entre el diseño evolutivo de nuestro organismo, que se ha ido moldeando a lo largo de millones de años de evolución, y las condiciones ambientales modificadas culturalmente a las que hoy estamos expuestos.
Sabemos por los estudios del Paleolítico, que los hombres de aquel periodo no tenían caries, problemas de encías, mal-oclusión y si mucho desgaste, no se limpiaban los dientes, no utilizaban flúor, no iban al dentista. Esto exige una re-pensada.

Nosotros somos el resultado de millones de años de evolución biológica. Nuestros genes han evolucionado adaptando nuestro organismo a las diferentes formas de alimentación y condiciones de vida, que los cambios en el ambiente impusieron a nuestros ancestros. En consecuencia, nuestro diseño biológico es el resultado del ajuste continuo a los cambios medioambientales que encontró en su camino de millones de años .

La cara y en concreto la boca es un sistema muy plástico, esto supone una adaptación Morfológica o Estructural (anatómica), que son los mecanismos que han desarrollado los seres vivos en el curso de la evolución para enfrentar tensiones y presiones del ambiente, para así poder realizar con éxito funciones vitales y obtener agua, oxígeno y nutrientes, de hecho aparece tempranamente en la evolución de cualquier especie.
Hoy las circunstancias ambientales y la alimentación exponen nuestro diseño evolutivo a un uso inadecuado y el organismo responde a esa presión con la enfermedad. En este ambiente modificado culturalmente que hemos creado, y para el que no estamos perfectamente adaptados, produce los desequilibrios en la boca que hoy conocemos como  caries, problemas de encías, maloclusiones, 3º molares, CAT entre otros.
Entender la raíz evolutiva de los problemas de la boca, ya que es el sistema que comunica el exterior con el interior del organismo, nos ayuda a conocer su causa o porqué, lo que nos permite poder ayudar a buscar el equilibrio entre ese exterior artificializado con ese interior, para así saber prevenir esta epidémia que nos afecta a todos.



(Source: capdental.net)
votar