Sunday, August 20, 2017

Raza Blanca


aza blanca, también conocida como raza europea o europoide, y a veces también usado como sinónimo de raza aria, aunque bien este uso puede estar discutido, es usado para designar a aquel grupo biocultural humano que conforma a todos los habitantes originarios de Europa incluyendo a sus Eurodescendientes, descendientes fuera de ella.

La mayor parte de la raza blanca o europea pertenece a la rama indoeuropea de la raza madre caucasoide, mientras que pueblos europeos como vascos, finlandeses, estonios o húngaros, a pesar de no poseer un idioma indoeuropeo, biogenéticamente están emparentados con aquellos.
La raza blanca es una raza heterogénea con una enorme variedad de fenotipos que la hacen una raza fuerte y rica genéticamente. La raza blanca ha sido considerada como una de las razas mejor capacitadas para el desarrollo de civilizaciones y sus respectivos adelantos tecnológicos y culturales.

Definición y origen del término

El origen del término "raza blanca" u "hombre blanco" proviene de la característica física más visible y representativa de este conjunto de pueblos que es el tono de piel clara. Sin embargo, el tono de piel es sólo una de las tantas características físicas que poseen, además de que muchos pueblos no caucásicos como ciertas etnias mongoloides de Japón y China poseen también un tono claro de piel, por lo que la definición de "blanco" no puede basarse únicamente por la piel, ellos son claramente amarillos.

La definición más comúnmente usada de una "persona blanca" es una persona con un grado visible y considerable de ascendencia europea. Esto excluye a mestizos provenientes de mezcla entre europeos y no europeos, ya que las características genéticas de razas no-blancas son dominantes y se manifiestan en mayor cantidad en el fenotipo mestizo.
Algunas instituciones oficiales gubernamentales, demográficas o médicas, utilizan los términos "blanco" y "caucásico" indistintamente y como sinónimos, con lo que en sus publicaciones se incluye a judíos ashkenazi y musulmanes caucásicos dentro de este grupo. Pero esta identificación es conceptualmente errónea.
Los nacionalistas blancos de todo el mundo frecuentemente usan una definición que es mucho más limitada que las definiciones gubernamentales y médicas, requiriendo no sólo una ascendencia única o casi exclusivamente europea, sino también una identificación psicológica y cultural europea. Bajo esta definición, que se asemeja más al concepto de etnia que al de una raza biológica, una persona "blanca" sería únicamente aquella de raza caucásica y cultura europea-occidental. En ese sentido, muchas personas de raza caucásica quedan excluidas del grupo, como los judíos o los musulmanes balcánicos y los turcos. A pesar de esta definición usada por los nacionalistas blancos, ocurre que como muchos grupos raciales, la definición aún puede variar dependiendo de la localidad y las condiciones socio-culturales.

Consideraciones

En el siglo XIX, la antropología clásica, debido a sus limitaciones propias, definía a una población como "blanca-caucásica", en base a las características físicas como variaciones en la forma, el tamaño y el color de los ojos (azules, pardos, verdes, y cafés) y en la coloración del pelo (blondismo, rutilismo o diversas coloraciones dentro del marrón). También los blancos compartirían otras características como más vello facial y corporal en relación a otras razas. Por esta característica se creyó durante mucho tiempo que el grupo de los ainú serían caucasoides cuando en realidad es una mezcla entre mongoloide y caucasoide.
En el caso de los pueblos vascos de España y los hablantes de lenguas ugro-finesas, se llegó a intentar separarlos del origen indoeuropeo ya que presentan diferencias lingüísticas con la familia de lenguas indoeuropeas, a pesar de que estas etnias comparten genética con los indoeuropeos. De la misma manera, el criterio lingüístico podría hacernos creer que todos los habitantes de la India, que poseen una lengua y cultura indoeuropea, pertenecerían a este grupo biológico humano, pero la verdad es que muchos de ellos son un grupo genético separado resultado de la mezcla de los invasores arios con los drávidas pre-indoeuropeos.
Por ello, eruditos posteriores del siglo XX fueron mucho más reacios a asumir un parentesco genético en base a criterios lingüísticos ya que tanto el idioma como la cultura pueden ser fácilmente transmitidas a poblaciones genéticamente no relacionadas.
Hoy en día varias corrientes, basadas en nuevas investigaciones científicas como la Teoría de linajes, apoyan la idea de una raza blanca protoeuropea, y usan los haplogrupos paternos I1 y R1b del cromosoma Y como una guía para su ascendencia y distribución. El I1 es un linaje genético asociado a las poblaciones europeas asentadas en zonas como el sur de Suecia, el este de Noruega, Inglaterra y algunos países del Este como Polonia, Bielorrusia, Rusia, Lituania, Ucrania y otros. Tales gentes proceden casi siempre de oleadas germánicas relativamente recientes, como los bárbaros, los anglosajones, los vikingos y los normandos. El R1b es un linaje genético asociado al de los primeros europeos que se refugiaron en Iberia durante la Edad de hielo. Este factor R1b1 es predominante en las actuales poblaciones occidentales europeas, particularmente en las áreas de influencia celta como Irlanda, Inglaterra, Gales, áreas de Francia y España y zonas del norte de Europa. Además, la raza blanca se asocia a los haplogrupos maternos U, K, H, V y HV del ADN mitocondrial.

Orígenes

El origen de la raza blanca se remonta a miles de años atrás en rutas provenientes del norte de Europa, que con sucesivas migraciones fue ocupando toda Europa y que con el paso del tiempo se fueron creando nuevas culturas y diversificando las lenguas indoeuropeas.
Cuando los glaciares retrocedieron hace unos 16 mil años, a las poblaciones que se habían refugiado se les unieron muchas oleadas de gente de Asia y África para recolonizar la región que volvió a ser habitable. Sus descendientes se convirtieron en cazadores-recolectores que ocuparon Europa hasta la llegada de la agricultura. Entonces, hace unos ocho milenios, la agricultura se extendió desde Asia a toda Europa, trayendo consigo la familia de lenguas indoeuropeas además de nuevas tecnologías.
Los arios o indoeuropeos ocuparon la antigua Persia (hoy Irán) y el valle del Indo, este era un hecho que resultaba problemático para algunos ya que, sobre todo en esta última región predominan actualmente pueblos no-blancos. No obstante, algunos estudiosos teorizaron que los primeros arios llegaron del norte de Europa al valle del Indo en las invasiones arias. Actualmente la propaganda "anti-nazi" afirma que esto habría llevado a los nacionalsocialistas a creer que sólo los nórdicos eran los únicos y verdaderos arios, y ha hecho creer durante mucho tiempo que en esto consistía el nordicismo de la teoría racial nacionalsocialista, pero en realidad el nordicismo teorizaba que la base racial de todas las etnias y subrazas europeas o arias se encontraba en un tipo racial hipotético originado en las regiones nórdicas de Europa, a veces denominadas en conjunto con el término mítico de Hiperbórea.
Se estima que los pueblos indoeuropeos patriarcales, que reemplazaron casi por completo a los pueblos pre-indoeuropeos matriarcales que habitaban Europa, procedían de alguna región del norte de Eurasia que migraron gradualmente hacia el Caúcaso y la India. Con el correr de los siglos los pueblos indoeuropeos se fueron mezclando con pueblos aborígenes (australoides, congoides, mongoloides) y pueblos invasores procedentes de Asia central, Medio Oriente y África; como por ejemplo, las invasiones asiáticas protagonizadas por hunos y mongoles o la invasión y ocupación mulsumana de la Península Ibérica, Grecia, Sicilia, Albania, los Balcanes y los territorios correspondientes a las actuales Rumania, Bulgaria y partes de Hungría, donde una parte de la población presenta diversos grados de mestizaje de origen túrquico y árabe.

Distribución

La extensión de la población blanca en todo el mundo es atribuible a la colonización por las naciones europeas y la inmigración de millones de europeos a los territorios conquistados y colonizados durante el período comprendido entre el siglo XVI y el siglo XX. Aproximadamente, a partir de 1800, emigraron a todos los continentes unos 100 millones de europeos.

Fuera de Europa

También se incluyen los eurodescendientes que habitan lugares fuera del continente europeo que fueron colonizados por europeos, teniendo una población predominante en países como Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, Argentina, Chile con la llegada de los conquistadores españoles, que en su mayoría eran descendientes de Godos y Uruguay.[1][2][3]

Chile

Existen investigaciones que consideran que el grueso de los chilenos puede ser dividido en dos grandes grupos: blancos y mestizos; que, juntos, constituyen alrededor del 95,4% de la población. Existen diversas estimaciones que señalan, por ejemplo, que entre el 51%,3 52,7%,2 60%,4 64%,5 o bien, una gran mayoría serían blancos descendientes de europeos.[4]
En el siglo XIX y XX los genes chilenos, se cruzaron con los genes de inmigrantes provenientes principalmente de Europa y Medio Oriente en especial alemanes, británicos, croatas, españoles, franceses, italianos y palestinos, dandole a la raza chilena, más fuerza, más gallardía, y mejorando la calidad genética.

200 años de mejoras genéticas e intelectuales a la basura

Hoy los Chilenos están tirando 200 años de mejoras genéticas e intelectuales a la basura, cruzando sus genes con peruanos, colombianos, bolivianos, haitianos y ecuatorianos, ensuciando su sangre noble y aguerrida, con lo más precario de américa, pues estas migraciones no traen lo mejor, traen lo peor de sus países.
Este tipo de razas que llega a Chile, no aportan más que genes de calidad, física e intelectual inferiores. Chile retrocederá 200 años, de mejora genética. Sabemos que algunos creerán que este articulo es racista, pero están equivocados, no lo es, estamos hablando a nivel genético, y en dos generaciones más, nos daremos cuenta de la barbarie que hemos cometido en contra de nuestra raza, al permitir este tipo de cruces infestos y mal avenidos.

División

 De acuerdo con la Antropologia clásica, la raza blanca se divide en varios grupos sub-raciales o etnias, cada uno de los cuales posee alguna parte genética de otro grupo ya sea en menor o mayor medida. No se puede hablar de una superioridad evidente de una de estas divisiones de la raza blanca sobre las otras, sin embargo las diferencias en los aportes son evidentes, destacándose en los aportes tecnológicos los alpinos y los nórdicos, reservándose los mediterráneos grandes obras de literatura y artes.

Esta biodiversidad en la raza blanca se atribuía a las diferencias ambientales inmediatas de cada región, pero ahora se sabe que es debido a la mezcla o intercambio genético entre subespecies, dados a lo largo de la historia de la humanidad.

Subgrupos raciales principales

  • Mediterráneo . Predomina fundamentalmente en la región del mar Mediterráneo, en España, Grecia, Francia, Portugal, Italia, parte de los Balcanes, y algunas áreas limitadas del norte de África y Oriente Próximo.
La población mediterránea se caracteriza por la piel clara, blanca o tenuemente bronceada con ligero o intenso rubor en las mejillas. Los cabellos de los blancos mediterráneos van desde los negros pasando por los castaños, a castaños oscuros y claros, la forma del pelo es ligeramente ondulada o lacia, y los ojos son castaños; oscuros y claros, aunque también verdes y azules, frente recta, nariz larga y recta, piernas largas y estatura entre media y alta, rostro largo y delgado y el cráneo dolicocéfalo (largo). Teoría de linajes. Composición biológica de subespecies humanas: mezcla de nordico-rojos, arménidos, nordico-blancos, cónguidos en mínima proporción y en ocasiones mongólidos en mínima proporción.
Muchos mediterráneos, también pueden ser rubios durante los 10 primeros años de vida. En España el rubismo infantil supera el 50% (y hasta los 3-4 años se produce en el 90% de los niños españoles), aunque en edad adulta los cabellos tornen castaños o totalmente morenos. Esto prueba que no hay caracteres homocigóticos mediterráneos, sino que son producto de interacciónes genéticas como en otros subtipos raciales. También es posible que dos padres mediterráneos engendren descendencia con subtipo completamente nórdico debido a la recesividad de los caracteres que llevan en su genotipo, heredado invariablemente por ancestros de este subtipo, lo que desmiente las hipótesis de la despigmentación mediterránea por el ambiente y que los subtipos raciales surgieron por alteraciones ambientales.
  • Nórdico o Escandinavo. Son el grupo de raza blanca que más aislamiento tuvo y que vivió los inviernos más crudos. Son predominantes en Escandinavia, Rusia, Alemania, Países Bajos y Bélgica, Reino Unido. Se caracterizan por una piel muy clara y de tez rojiza o sonrosada, los cabellos son rubios o castaños claros de forma ondulada o lisa, ojos azules, piernas largas, frente recta, nariz estrecha, larga, recta o ligeramente convexa, y estatura alta, su cuerpo es esbelto, elevado y de hombros anchos, rostro largo y delgado con mentón prominente y labios apretados. Cráneo dolicocéfalo (largo). Teoría de linajes|Composición biológica de subespecies humanas: mezcla de nordico-blancos y nordico-rojos, algo armenizados o, en menor proporción, mongolizados.
  • Alpino, predominante en el sur de Alemania, norte de Italia, extremo norte de España y Portugal, centro y occidente de Francia, partes de Suiza y de Austria. Se caracterizan por el cráneo mesocéfalo, aunque en casos muy raros pueden presentar una hiper-braquicefalia, ojos claros y oscuros, cabello oscuro desde castaño a negro, piel clara o blanco mate, piernas cortas, nariz menos larga que la de los nórdicos y mediterráneos, estatura media y cuerpo robusto. Teoría de linajes: Composición biológica de subespecies humanas: mezcla de nordico-rojos, mongólido y generalmente, en menor medida, nordico-blancos y arménidos.

Otras subrazas:

  • Dálico o fálico: Alta estatura, constitución robusta y pesada, piel rosada, cabello rubio o claro, ojos claros (azules, grises o verdes), cráneo de dolicocéfalo a braquicéfalo, boca grande y labios finos.
  • Dinárico: Estatura alta o media, piel castaña, constitución delgada, nariz aguileña, braquicéfala, cabello y ojos oscuros.
  • Báltico-Oriental: Estatura media o baja, piel clara, constitución fuerte, braquicéfala, cabello y ojos claros.







(Source:  wikicharlie.cl) votar